Georgia Bulletin

The Newspaper of the Catholic Archdiocese of Atlanta

Archbishop Gregory J. Hartmayer, OFM Conv., left, accepts pastoral responsibility and care for the people of the Atlanta Archdiocese during the rite of canonical possession. It took place during his May 6 Mass of Canonical Installation at the Cathedral of Christ the King, Atlanta. Photo By Michael Alexander

Atlanta

Nuevo arzobispo de Atlanta instalado en ceremonia silenciosa 

By ANDREW NELSON, redactor | Published mayo 7, 2020

ATLANTA—En el silencio de la Catedral de Cristo Rey, el Arzobispo Gregory J. Hartmayer, OFM Conv., fue instalado el 6 de mayo como líder de los 1.2 millones de católicos en la Arquidiócesis de Atlanta, diciendo a los creyentes que deben cuidarse mutuamente sin medida.

Hablando por primera vez como el séptimo arzobispo de Atlanta, dijo: “Esta catedral está vacía. Y, sin embargo, está llena de la presencia de la fuerza guía del Espíritu Santo, a quien Jesús prometió a sus discípulos que enviaría para darles los dones que necesitaban para continuar guiando a su rebaño. Y así, la tradición continúa”.

La misa de la instalación canónica fue diferente a cualquier otra en los 64 años de historia de la Iglesia en Atlanta. Eliminó lo que típicamente es una ceremonia de oraciones antiguas, a la que asisten multitudes de personas que prácticamente no caben en las bancas, con líderes cívicos e interreligiosos dando la bienvenida al nuevo líder espiritual. En medio de la pandemia del coronavirus que ha matado a más de 1.300 personas e infectado a unas 30.500 en Georgia, el grupo en la catedral se limitó a una docena de personas, manteniéndose separadas entre sí, reemplazando apretones de manos y abrazos con reverencias, y un participante con una máscara.

La ceremonia de una hora y media en la iglesia gótica madre de la arquidiócesis comenzó con el arzobispo afuera de sus puertas de madera, tocando tres veces para ingresar.

Los cientos de sacerdotes y obispos que tradicionalmente conducían a un nuevo arzobispo a la iglesia estuvieron ausentes. En su lugar, el Arzobispo Hartmayer siguió a varios diáconos, sacerdotes, cuatro obispos y una mujer laica por el largo pasillo central.

El embajador del papa en los Estados Unidos, el Arzobispo Christophe Pierre, y el Arzobispo Wilton D. Gregory, anterior arzobispo de Atlanta y actual arzobispo de Washington, participaron por video.

“He rezado para que el Papa Francisco les envíe un siervo generoso y amoroso como ministro para trabajar con ustedes en la construcción del cuerpo de Cristo, que es la Arquidiócesis de Atlanta”, dijo el Arzobispo Gregory en su mensaje. “Y mis oraciones han sido respondidas”.

De pie en un altar en Washington, D.C., el Arzobispo Pierre dijo a los fieles de Atlanta que el Papa Francisco permanece cerca de ellos.

“Él les ha dado un pastor que, de hecho, no solo virtualmente, cuidará de su rebaño y los nutrirá con la palabra y el sacramento”, dijo.


La cobertura detallada de la instalación del Arzobispo Hartmayer y su ministerio anterior aparecerán en la edición impresa del 14 de mayo de The Georgia Bulletin y en línea.