Georgia Bulletin

The Newspaper of the Catholic Archdiocese of Atlanta

Georgia Gov. Brian Kemp signed the "heartbeat bill" May 7, 2019. On July 13, District Judge Steve C. Jones of the U.S. District Court for the Northern District of Georgia ruled the law infringed upon constitutional rights. Photo By Michael Alexander

Atlanta

Juez de EE. UU. detiene permanentemente ‘ley de latidos’ de Georgia 

By CATHOLIC NEWS SERVICE | Published julio 16, 2020

ATLANTA (CNS)La directora de una importante organización nacional pro-vida dijo que estaba decepcionada de que “la voluntad de la gente estuviera siendo truncada” con el bloqueo permanente de un juez federal que evita que la “ley de latidos” de Georgia entre en vigor.

Esta ley hubiera prohibido los abortos una vez que pudiera detectarse un latido cardíaco fetal, que es alrededor de seis semanas. Tenía excepciones para salvar la vida de la madre y en casos de violación e incesto si existiera un reporte policial. También hace excepciones para permitir abortos cuando un feto tiene problemas médicos graves.

El 13 de julio, el Juez del Distrito Norte de Georgia Steve C. Jones, del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, dictaminó que la ley infringía los derechos constitucionales, incluyendo los establecidos por la decisión del Tribunal Supremo de 1973 Roe vs. Wade y la decisión de 1992 de Planned Parenthood vs. Casey.

“Como esta prohibición entra directamente en conflicto con el precedente vinculante de la Corte Suprema (es decir, con los aspectos centrales contemplados en Roe, Casey y su progenie) y, por lo tanto, infringe el derecho constitucional de una mujer a obtener un aborto antes de la viabilidad, la corte no tiene otra opción que declararlo inconstitucional ”, dijo Jones en su fallo.

“Estoy profundamente decepcionado de que la llamada “ley de latidos del corazón” de Georgia haya sido eliminada. Toda vida es preciosa desde el momento de la concepción hasta su final natural. Como personas de fe, debemos defender y proteger la vida en todas sus etapas. Estoy agradecido de que el Gobernador Kemp haya prometido apelar esta decisión de la corte y apoyaré sus esfuerzos”, dijo el Arzobispo Gregory J. Hartmayer, OFM Conv., en una declaración el 15 de julio. “Les pido a todos que oren conmigo para que Nuestra Señora de Guadalupe, patrona de los no nacidos, interceda por el fin del aborto y la curación de todos los que han sufrido por su causa”.

“El corazón palpitante de un niño en el vientre de su madre es vulnerable y debería despertar la conciencia de nuestra nación, y Georgia ayudó a abrir el camino con la aprobación de su proyecto de ley de latidos del corazón”, dijo Marjorie Dannenfelser, presidenta de la Lista de Susan B. Anthony en Washington. “Estamos decepcionados de que la voluntad de la gente se vea truncada con la decisión de hoy de derogar esta ley compasiva”.

“Agradecemos al Gobernador Brian Kemp por defender esta legislación, y apoyamos a los georgianos pro-vida en la lucha para proteger esta ley pro-vida fuerte y compasiva”, añadió.

En octubre pasado, Jones había bloqueado temporalmente la ley de Georgia después de que Planned Parenthood Southeast, el Colectivo de Justicia Reproductiva de Mujeres de Color de Sistersong, el Centro de Salud Feminista de Mujeres y varios pacientes y médicos entablaran una demanda.

Sobre el fallo del 13 de julio de Jones, la oficina de Kemp dijo en un comunicado: “Apelaremos la decisión del tribunal. Georgia valora la vida y seguiremos luchando por los derechos de los no nacidos”.

Cuando se aprobó, el representante republicano Ed Setzler, autor del proyecto de ley, dijo que era una legislación de “sentido común” con el fin de “equilibrar las difíciles circunstancias que las mujeres enfrentan respecto al derecho básico de la vida de un niño”.

En respuesta, la senadora demócrata Jen Jordan dijo: “No hay nada equilibrado al respecto: es una prohibición total del aborto” y agregó que le preocupaba que la nueva ley alejara a los obstetras de practicar en Georgia.

La ley estatal actual permite abortos hasta la vigésima semana de embarazo. La firma de Kemp del proyecto de ley de latidos del corazón el 7 de mayo de 2019 se produjo después de semanas de protestas y en medio de suplicas para tomar acciones legales contra el proyecto. El proyecto de ley debió entrar en vigencia en enero de este año, pero Jones lo bloqueó temporalmente en el otoño y ahora lo eliminó.

La medida de Georgia también provocó una respuesta en Hollywood mucho antes de que se promulgara. Un grupo de 50 celebridades, dirigido por la actriz activista Alyssa Milano, firmó una carta a finales de marzo de 2019 declarando un boicot a la industria cinematográfica del estado si se aprobaba el proyecto de ley.

Ashley Bratcher, actriz principal en la película pro-vida “Unplanned” y nativa georgiana, respondió en una carta abierta a Milano diciendo: “En Georgia, nos importa tanto ser pro-vida como ser pro-película”. No creemos en poner un precio a la vida humana”.