Georgia Bulletin

The Newspaper of the Catholic Archdiocese of Atlanta

Since the clergy and staff at St. Ann Church, Marietta, will assume responsibility for assisting parishioners during the initial weeks as public Masses resume, they gathered in the church for a May 21 walk-thru of the Mass to rehearse the new guidelines set in place and troubleshoot any potential problems. Photo By Michael Alexander

Atlanta

El Arzobispo Hartmayer anuncia pautas para reanudar el culto en las parroquias

By NICHOLE GOLDEN, Editora | Published mayo 19, 2020

ATLANTA—El Arzobispo Gregory J. Hartmayer, OFM Conv., ha anunciado un calendario y condiciones con respecto a la reanudación del culto en las parroquias y el acceso a las instalaciones parroquiales en la Arquidiócesis de Atlanta.

Tras deliberar con el Colegio de Consultores de la Arquidiócesis de Atlanta, los decanos de los 10 decanatos y los profesionales laicos, el Arzobispo Gregory J. Hartmayer, OFM Conv., anunció las pautas la mañana del lunes, 18 de mayo. El aviso incluye una combinación de requisitos, sugerencias y mejores prácticas que serán evaluadas y enmendadas según sea necesario.

Si bien la exención de la obligación de asistir a la misa dominical permanece vigente hasta el domingo, 28 de junio, la asistencia a la misa diaria puede comenzar el lunes, 25 de mayo en los horarios anunciados. Las iglesias también pueden estar abiertas para la oración y la adoración en un horario anunciado. Las misas de los fines de semana comenzarán el sábado 30 y el domingo 31 de mayo.

En un video que lo acompaña, el Arzobispo Hartmayer se refiere a las pautas como un “enfoque cuidadoso y prudente”.

Hemos decidido comenzar nuestro proceso el día de Pentecostés, fecha en la cual nació la Iglesia“, señaló. “Como tema para esta reapertura, escogimos, ¡Ven, Espíritu Santo, aliméntanos y renueva nuestras almas!“.

En el video, el arzobispo ofrece una visión general del plan de reapertura.

Las parroquias pueden tomar reservaciones o admitir a quienes lleguen primero para que se pueda mantener el distanciamiento social de acuerdo con las pautas de salud pública. Los fieles deben usar máscaras faciales, al igual que los ministros de la Sagrada Comunión. El desinfectante de manos debe ser utilizado por ujieres, ministros de la Sagrada Comunión, servidores, lectores, voluntarios y quienes limpian las iglesias.

No debe haber contacto físico durante el Padre Nuestro o la Señal de la Paz. Se recomiendan los pasillos unidireccionales para la Sagrada Comunión. Por el momento, no se ofrecerá la Preciosa Sangre durante la Sagrada Comunión y se recomienda encarecidamente a los comulgantes que reciban la comunión en la mano.

Las pautas sugieren que las parroquias tal vez deseen considerar motivar a las personas a asistir a la misa entre semana para ayudar a controlar el número de asistentes. Se anima a los feligreses a tomar su temperatura antes de salir de casa y a evitar asistir a la iglesia si su temperatura es de 99.6 grados o más. Si es posible, las parroquias deben continuar ofreciendo misas en línea, incluso cuando la asistencia a algunas misas esté disponible.

Antes de regresar a las misas y las visitas regulares, las iglesias se deben limpiar a fondo. Se recomienda al personal de las parroquias minimizar los puntos de entrada a sus iglesias para poder colocar ujieres, dirigir el tráfico en una sola dirección y desinfectar. Las bancas deben estar bloqueadas con cinta adhesiva y marcadas para garantizar que haya una distancia de seis pies en todas las direcciones entre grupos de familias o individuos.

También se están elaborando planes para quienes debían ingresar a la iglesia en Semana Santa a través del programa del RICA, los candidatos de confirmación y aquellos que esperan recibir la primera comunión.

Les pido que sean pacientes y comedidos a medida que comenzamos a implementar este plan“, dijo el Arzobispo Hartmayer. “Esta es una oportunidad para renovarnos y unirnos en nuestra fe. Que Pentecostés los bendiga y alimente sus almas”.