Georgia Bulletin

The Newspaper of the Catholic Archdiocese of Atlanta

Led by Kat Doyle, foreground, second from right, director of Justice and Peace Ministries, the crowd of 2016 Good Friday Pilgrimage participants process through downtown Atlanta. This year's pilgrimage is scheduled for April 19, 9 a.m. to 12 noon. Photo By Michael Alexander

Atlanta

Peregrinos de Atlanta se preparan para caminar con Jesús en esta Semana Santa

By ANDREW NELSON, Staff Writer | Published abril 11, 2019

ATLANTA— Después de la primera mitad de la Cuaresma, las parroquias y comunidades comienzan a planear la celebración de la Semana Santa. Desde una caminata cuesta arriba en Stone Mountain hasta un recorrido por las calles de Atlanta y una representación de la Pasión en un parque de Gainesville, los creyentes pueden experimentar en diferentes formas el Recorrido de Cristo hacia la Cruz.

Durante años, Lorena Marceleno ha representado a mujeres clave en una obra anual de la Pasión, desde la Verónica limpiando el rostro de Jesús hasta la Virgen María al pie de la cruz llorando a su hijo.
Este año, ella está asumiendo un papel desconocido, pero central, el diablo.

“Nunca olvidaré cuando representé a María porque fue una experiencia fenomenal. (Como el diablo), una parte de mí que no ha salido tiene que salir. “Ha sido duro”, dijo Marceleno.

Ella hará parte de los más de 100 actores voluntarios de la obra de Semana Santa, organizada por el ministerio Mensajeros de Cristo de la Misión San Juan Pablo II.

Grandes multitudes observarán a Marceleno, de 36 años, quien trabaja como contadora, aparecer desde la primera escena el Domingo de Ramos para tentar a Jesús durante sus últimos días en la Tierra. La producción se lleva a cabo en Laurel Park en Old Cleveland Highway en Gainesville.

Los católicos han rezado tradicionalmente las Estaciones de la Cruz dentro de una iglesia, deteniéndose en 14 imágenes que representan los momentos finales de Jesús. Esta tradición que se remonta a la época medieval, cuando los peregrinos no podían viajar a Jerusalén, ahora se lleva a cabo en vivo, especialmente entre la comunidad católica hispana.

En la Misión de San Juan Pablo II, la obra de Semana Santa ocupa casi todo el ministerio, ya que los ensayos comienzan en enero. Sucede inmediatamente después de la otra gran producción en diciembre la cual rodea la fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe.

“Terminamos esa producción y nos vamos de vacaciones por dos semanas y luego comenzamos de inmediato en la obra de Pasión”, anotó Marceleno.

Este año, la organización retó con éxito a sus miembros y colaboradores a recaudar $ 10.000 para nuevos equipos y otras necesidades. Más de 100 personas participarán en diferentes papeles de la obra de la Pasión.

Como parte del Ministerio Hispano de Jóvenes Adultos, Marceleno ha participado desde 2007. Ella conoció a su esposo durante un ensayo. Ahora ambos lideran el grupo.

Al principio, los actores llevaban disfraces de Halloween improvisados ​​de gladiadores y túnicas blancas simples. Ahora los actores tienen trajes hechos especialmente para la ocasión. La obra se realizaba inicialmente en un estacionamiento y actualmente se lleva a cabo en el parque con vista al lago Lanier. Las oraciones se dicen en inglés y en español.

Los actores quieren asegurarse de que la audiencia sienta el drama de la obra, pero también es un momento espiritual para ello, dijo. Un sábado de la Cuaresma se reserva para reunir al equipo y llevar a cabo un día de reflexión con el propósito de nutrirnos espiritualmente, dijo, además ensayamos todos los fines de semana de la Cuaresma.

“Esta es una forma en la que evangelizamos, una forma en la que demostramos nuestra fe”, dijo Marceleno. “A través del arte expresamos nuestra fe”.

Durante cinco años, Noel Caballero ha participado sirviendo a la iglesia del Corpus Christi en Stone Mountain, donde el Viernes Santo se reproduce lo que él recuerda cuando creció en su Panamá natal. Como él, la mayoría de los participantes son de América Latina, donde esta tradición de una representación pública está vinculada a la cultura. La gente viene a revivir lo que experimentó en su tierra natal, señaló.

“Es un día en el que no se trabaja. Estás dedicado solo a (orar) “, dijo Caballero.

Miles de fieles se reúnen en Stone Mountain Park la mañana del Viernes Santo a medida que sale el sol. Este evento atrae a personas de todas las comunidades católicas hispanas de la Arquidiócesis de Atlanta. Voluntarios disfrazados representan las Estaciones de la Cruz mientras la multitud sube por el lado oeste de la montaña. El servicio de oración se lleva a cabo en español.

Subir a la montaña durante el verano mantiene a Caballero en forma. Pero el Viernes Santo, su atención se centra en las oraciones y el canto. La caminata lenta de 1.868 pies hasta la cima reta a las personas, de una manera muy similar a la que Jesús y sus seguidores fueron desafiados en Jerusalén, dijo Caballero, quien tiene 41 años y trabaja para el estado de Georgia.

“Es una lucha que tienes que atravesar por ti mismo”, añadió.

La gente tropieza y tiene dificultad para escalar, pero nadie se queda atrás ya que los extraños se apoyan entre sí, agregó.

“Todos tenemos que ayudarnos unos a otros”, dijo Caballero. “Es una experiencia bastante única”.

En las calles del centro de Atlanta, los creyentes pueden participar en un recorrido de oración anual multilingüe y ecuménico que vincula los sufrimientos de Jesús con las injusticias de hoy.

Para el Padre Urey Mark, capellán de estudiantes del Centro Universitario de Atlanta y de la Universidad Estatal de Georgia, esta experiencia lleva la fe fuera de la iglesia. Los estudiantes siguen semanalmente las tradicionales Estaciones de la Cruz, pero el Viernes Santo en las calles de Atlanta es único, dijo.

“Realmente te involucras en las calles que a veces han experimentado violencia, tristeza e injusticia”, señaló el Padre Mark.

Los participantes escuchan las Escrituras, las reflexiones sobre la doctrina social católica, oran y cantan. El recorrido de dos millas comienza en el Santuario de la Inmaculada Concepción, en 48 Martin Luther King, Jr. Drive, Atlanta, luego traza una ruta por el corazón de la ciudad y termina en la cripta del Dr. Martin Luther King Jr.

“Lo hacen relevante con lo que está sucediendo en nuestro mundo actual. Podemos relacionar la pasión de Cristo con otros sufrimientos y con las cruces que cargan otras personas”, dijo.