Georgia Bulletin

The Newspaper of the Catholic Archdiocese of Atlanta

Atlanta

Fieles de Atlanta se pronuncian por la vida

By NICHOLE GOLDEN, ngolden@georgiabulletin.org | Published febrero 14, 2019

ATLANTA—Cuando los católicos comenzaron a enterarse de una nueva ley estatal en Nueva York que expandía radicalmente el aborto, los feligreses y estudiantes de Atlanta tomaron parte en una demostración positiva para defender la dignidad de toda vida.

Grupos e individuos de toda la Arquidiócesis de Atlanta asistieron a la misa anual por Aquellos que Aún No Han Nacido y Defiende la Vida en la Catedral de Cristo Rey, en Atlanta, el lunes, 28 de enero.

El Arzobispo Wilton D. Gregory fue el celebrante de la misa de la mañana, la cual incluyó un servicio para comisionar a los líderes de Respeto por la Vida de las parroquias.

En su homilía, el Arzobispo Gregory dijo que las precuelas y secuelas de las películas satisfacen la necesidad humana de saber lo que sucedió en las vidas de los héroes y heroínas en sus pasados ​​y futuros.

Pero nosotros solo tenemos que mirar el libro del Génesis para ver nuestra historia desde el principio, dijo el arzobispo.

“La historia del Génesis no se opone a ninguna teoría de la evolución científica, como algunas personas podrían sugerir. Simplemente dice que Dios es el principio de toda vida”, señaló. “Es desde ese comienzo, desde los primeros momentos dentro del útero, que la vida humana obtiene su dignidad y su carácter sagrado, porque proviene precisamente de la mano de Dios”.

Sabemos cómo comienza y por qué es sagrada, dijo el arzobispo.

“También creemos que estamos destinados a vivir para siempre con Dios cuando esta concluya según su decisión”, añadió.

El arzobispo dijo que este es un momento en el que las personas eligen no ver la precuela.

Todas las historias de la vida se deben al propósito de Dios, “y detener incluso a una persona diminuta dentro del vientre es truncar el regalo que Dios otorga a cada vida”, afirmó.

Lo que nos hace pro-vida es que sabemos cómo comienza la historia y cómo se supone que concluye, dijo el Arzobispo Gregory.

“El Génesis es el capítulo inicial y el cielo es la escena final, y todos los personajes están invitados a protagonizar toda la historia: los bebés dentro del útero, los prisioneros, los que buscan una nueva vida en otro país, los que están viejos y frágiles y aquellos que viven en las márgenes de la sociedad, porque Dios ha escrito esta narrativa de la vida y planeó que se promulgara siempre según su diseño original”, señaló.

Compartiendo la enseñanza de la Iglesia
Para Joey Martineck fue la primera Misa por Aquellos que Aún No Han Nacido como el nuevo director del Ministerio de Respeto por la Vida de la arquidiócesis. ÉL se convirtió en director en el otoño de 2018.

Martineck se mostró complacido con la asistencia a la misa y la demostración pública que le siguió en Peachtree Street, Defiende la Vida, calificándola de una “buena mezcla” de grupos escolares y feligreses.

Antes de la misa, los estudiantes rezaron el rosario, y después de Defiende la Vida muchos se quedaron para ver un corto de la nueva película, “No Planificado”. La historia de Abby Johnson, una ex líder de Planificación Familiar (Planned Parenthood).

Martineck ha estado visitando muchas parroquias para presentar programas sobre las enseñanzas de la Iglesia sobre la vida, el matrimonio y la familia.

“Mi filosofía general es que hay algo en el corazón que necesita cambiar en todos nosotros”, dijo.

Él se refiere a los programas como una especie de comercial para la teología del cuerpo y una manera de “comenzar a encender ese fuego”.

La teología del cuerpo es una comprensión de la sexualidad humana moldeada por San Juan Pablo II. Al presentar los programas, Martineck suele llevar libros para padres y jóvenes que explican la enseñanza.

El aborto es un síntoma de una enfermedad más amplia, dijo.

“Es difícil para nosotros como Iglesia alejarnos”, mencionó Martineck. “¿Cuál es la verdadera enfermedad?”

Los escritos de San Juan Pablo II sobre el amor auténtico y la reverencia por el cuerpo pueden ampliar la conversación sobre por qué las personas buscan el aborto y cómo contrarrestarlo.

Él sabe que la gente está preocupada por las noticias sobre la nueva ley del aborto de Nueva York y una propuesta similar en Virginia para ampliar los abortos haciendo menos estrictas las restricciones sobre los abortos en el tercer trimestre.

Martineck insta a los católicos a usar su enfado como una motivación para involucrarse más en el ministerio de Respeto por la Vida a nivel parroquial. Si cada parroquia en la arquidiócesis tuviera un nuevo voluntario, aumentaría la conciencia y el trabajo que el ministerio puede hacer en un 20 por ciento, dijo.

También es un buen momento para volcarse hacia la fe, recordó.

“La oración, y la confianza en Dios … no son solo realmente términos desechables”, dijo Martineck.


Para obtener más información sobre Respeto por la Vida o para programar una presentación parroquial con Joey Martineck, llame al 404-920-7362 o envíe un correo electrónico a jmartineck@archatl.com.