Georgia Bulletin

The Newspaper of the Catholic Archdiocese of Atlanta

Atlanta

Arzobispo anuncia oposición al HB 605 de Georgia

Published marzo 9, 2018

ATLANTA—El Arzobispo Wilton D. Gregory ha emitido la siguiente carta e en respuesta al HB 605, un proyecto de ley que está bajo consideración en la actual sesión de la Asamblea General de Georgia.

Mis queridos hermanos en Cristo,

Cuando nuestro Padre Celestial me llame frente a Él para rendir cuentas completas y definitivas de mi vida sacerdotal y mi ministerio, primero pediré humildemente Su misericordia por todas las veces que me he quedado corto al servirle a Él y a su pueblo. Si me pregunta qué hice para acercar a las personas a su presencia, recordaré los innumerables sacramentos que he celebrado con muchos de ustedes, las interacciones sociales llenas de fe que hemos compartido y las notables oportunidades que he tenido de enseñar, liderar y estar presente en momentos de increíble alegría e incalculable dolor.

Y cuando Él me pregunte qué es lo que más agradezco de mi servicio a Su Iglesia, le diré que mi trabajo para restaurar la confianza de Su pueblo asegurándome de que los espacios Católicos sean lugares con un ambiente seguro que sirvan como ejemplo para toda la comunidad, y mi labor para ayudar a lograr que aquellos de nuestra familia de fe que han sido abusados sexualmente por miembros de nuestro clero católico encuentren sanación y esperanza, trabajo que nunca podremos dar por terminado y que aún deseo, más que nada en la tierra, que nunca hubiera sido necesario.

En nuestra Arquidiócesis de Atlanta, la Oficina de Protección de Niños y Jóvenes nos ayuda a cumplir nuestra Promesa de Proteger y Compromiso de Sanar creando y manteniendo ambientes seguros y acompañando a los sobrevivientes de abuso sexual en su recorrido hacia la sanación. Los esfuerzos de esta oficina, junto con los de todas las diócesis en los Estados Unidos, son auditados anualmente por una firma independiente que verifica el cumplimiento del Estatuto para la Protección de los Niños y Jóvenes. Nuestro director de Asistencia a las Víctimas sirve a quienes sufrieron abuso sin hacer preguntas y sin importar cuándo o dónde ocurrió el abuso. Nuestra Oficina de Ambiente Seguro garantiza que todas las personas que trabajan con niños, jóvenes y personas vulnerables, cumplan con los requisitos ofreciendo capacitación integral en prevención y chequeos de antecedentes. Continuamos operando una línea telefónica que funciona 24 horas (888-437-0764) para cualquier persona, católica o no, que haya sido abusada por un miembro del clero, un hombre o una mujer religiosa o un laico asociado. Me complace decir que nuestro programa de protección de niños y jóvenes es uno de los más estrictos, dentro o fuera de la Iglesia Católica, y nuestro historial de auditoría de las dos últimas décadas habla por sí mismo.

Con ese compromiso de seguridad y sanación en mente, escribo para informarles de un proyecto de ley extraordinariamente injusto que se encuentra actualmente pendiente en nuestra legislatura estatal. De ser aprobado, el proyecto de ley 605 podría afectar drásticamente nuestra capacidad para llevar a cabo la misión de nuestra Iglesia Católica en el estado de Georgia a causa de lo siguiente:

  • El HB 605 permitiría demandas contra iglesias, colegios privados, empresas y organizaciones sin fines de lucro por acciones que se afirman ocurrieron muchas décadas atrás, potencialmente tan lejanas como la década de 1940, en las cuales los acusados muy frecuentemente han fallecido. Reconociendo que estas demandas pueden ser muy difíciles, si no imposibles de defender, y corriendo el riesgo de cometer injusticias graves, la gran mayoría de los estados simplemente no las permiten.
  • El HB 605 discrimina entre la Iglesia y el estado. Todas las agencias gubernamentales, parques distritales, distritos públicos escolares, centros de cuidado y demás, son inexplicablemente inmunes a los efectos potencialmente devastadores de estas demandas. Las iglesias, las escuelas privadas y religiosas, las empresas y entidades sin fines de lucro están afectadas.
  • Siempre hemos apoyado totalmente el procedimiento penal y las demandas contra cualquier individuo acusado de abusar de niños, sin importar hace cuánto tiempo ocurrió el presunto abuso. Adicionalmente, durante las últimas dos décadas la Iglesia Católica en Georgia ha tenido lo que pudiera ser el programa de ambiente seguro más estricto, de una organización sin o con fines de lucro, en el estado. Nuestra Iglesia y nuestras escuelas tienen políticas estrictas de cero tolerancia con respecto al abuso sexual de cualquier persona vulnerable. El HB 605 no protege a nadie. Más bien, impacta radicalmente a personas inocentes y a las organizaciones a las que ellas pertenecen en base a denuncias contra individuos que pudieran no estar ya vivos y que no pueden hablar por sí mismos.

En pocas palabras, el HB 605 representa una política que es perjudicial para los ciudadanos de Georgia. Como su arzobispo, les imploro que contacten a su senador estatal y a otros funcionarios electos para hacerles saber que se unen a mí y a más de 1 millón de sus hermanos católicos en oposición al HB 605. Aquí encontrarán un enlace que los ayudará a localizar al senador estatal de su distrito.