Georgia Bulletin

The Newspaper of the Catholic Archdiocese of Atlanta

PHOTO BY MOLLY ROWLAND
Participants in the Jan. 20 Fun Night! hosted by St. Joseph Church, Marietta, hit the dance floor for “Dancing Under the Stars.” Some 200 participants attended the event which is designed for teens and adults with developmental disabilities.

Kennesaw

Voluntarios hacen posible expansión del ministerio ¡Noche de Diversión!

By ERIKA ANDERSON REDDING, Especial para el boletín | Published febrero 22, 2018

KENNESAW—De dos en dos entraron caminando al salón vistiendo sus trajes dominicales, muchos adornados con detalles adicionales. Cada uno de los pasos que daban por la alfombra roja iba acompañado de las aclamaciones de la multitud. Las sonrisas en los rostros de todos, tanto participantes como voluntarios, fueron un recordatorio de que ¡Noche de Diversión! es el nombre indicado para este ministerio.

The Fun Night! social ministry was launched by Karen Hastings, a parishioner of St. Catherine of Siena Church, Kennesaw, and it has now expanded to other parishes. This night featured dinner and dancing, with red carpet introductions for the participants. PHOTO BY MOLLY ROWLAND

Fundado en 2001, ¡Noche de Diversión! es un ministerio social iniciado por Karen Hastings, feligrés de la iglesia de St. Catherine of Siena en Kennesaw. Diseñado para adolescentes y adultos con discapacidades de desarrollo, ¡Noche de Diversión! se ha expandido a varias parroquias, incluyendo la iglesia de St. Joseph, en Marietta; la cual fue sede del evento regional de ¡Noche de Diversión!, “Bailando bajo las estrellas”, el 20 de enero en el centro comunitario de Ben Robertson en Kennesaw.

La noche, a la que asistieron más de 200 participantes, ofreció cena y baile, y comenzó con presentaciones en la alfombra roja, donde los participantes caminaron del brazo de sus compañeros voluntarios.

Llevada a cabo mensualmente, ¡Noche de Diversión! ofrece noches de juegos, artes y manualidades, celebraciones de cumpleaños y días festivos y otros festejos. Según su misión, los voluntarios de ¡Noche de Diversión! se divierten con los participantes mientras “se esfuerzan por crear un ambiente de aceptación y apoyo, y por fomentar el aprecio por los dones y talentos de cada individuo”.

Kathleen Fleiszar, Ph.D., una de las líderes del grupo de ¡Noche de Diversión! de St. Catherine, trabajó durante años en genética médica y estudió discapacidades del desarrollo, pero trabajar con este ministerio le ha brindado la oportunidad de pasar tiempo con aquellos con discapacidad bajo una nueva perspectiva, señaló.

“Lo que lees en un libro de medicina no te dice lo que realmente significa tener un niño con una discapacidad. No te muestra los altibajos ni los pormenores de lo que implica el estar encargado de su cuidado. No te habla sobre el aspecto personal”, dijo. “Tengo muchos amigos que he conocido a través de este ministerio. Realmente he disfrutado hablando con quienes cuidan a estas personas y conociendo a otros miembros de la familia para ver esa interacción. Me ha dado toda una nueva perspectiva. Tú crees que estás dando, pero en realidad, lo que ellos te enseñan es increíble”.

Rubén Rodríguez, de 17 años, feligrés de la iglesia de St. Joseph, estaba experimentando su primera ¡Noche de Diversión! como voluntario.

“Pensé que sería divertido participar y descubrir lo que era”, dijo. “Es imposible sentirse desanimado aquí. Nadie está triste. No hay negatividad. Todo es alegría”.

Laura Fields, quien dirige el ministerio ¡Noche de Diversión! de St. Catherine junto a Fleiszar, dijo que muchos de los voluntarios eran novatos.

“Tenemos presentes 40 adolescentes esta noche y ninguno había sido voluntario en nuestro ministerio antes”, comentó. “Ellos vienen y después le cuentan a sus amigos, y así cada vez asisten y participan más personas”.

Hastings, quien lanzó ¡Noche de Diversión!, ya no está involucrada activamente con el programa, pero se detuvo un momento durante el baile para saludar.

“Ver cómo ha crecido este ministerio es una lección de humildad. Lo hice por 12 años. Comenzamos con tres participantes y dos voluntarios”, explicó. “Par mí, significa mucho ver que lo que comencé continúa en sus corazones al igual que en el mío”.

About 40 teenagers from St. Joseph Church and St. Catherine Church, with this group dressed in festive attire, were ready to have fun with the teens and adults in the disabilities community. Volunteers make the program a success, with a mission to “create an environment of acceptance and support as well as foster an appreciation for the gifts and talents of each individual.” PHOTO BY MOLLY ROWLAND

Los eventos de ¡Noche de Diversión! en St. Catherine of Siena atraen regularmente a cerca de 40 participantes. En St. Joseph, entre 30 y 35 participantes asisten regularmente a los eventos. Charlie Mullaney, quien lidera el grupo de ¡Noche de Diversión! en St. Joseph, dijo que su ministerio ha crecido constantemente desde su inicio en julio de 2016. Mullaney recurre regularmente a sus hermanos Los Caballeros de Colón para obtener ayuda para los eventos. En el baile, los caballeros proporcionaron comida y otro tipo de asistencia. Para Mullaney, el apoyo de sus voluntarios significa todo.

“Ver los rostros de estos jóvenes durante estos eventos, es una sensación maravillosa”, dijo Mullaney. “Sin embargo, no puedo hacerlo todo solo. Tenemos un gran grupo de voluntarios. Es tan importante para ellos como lo es para los participantes. Creo que se sorprenden al ver cuánto reciben. Si no sales de uno de estos eventos con una sonrisa en tu rostro, algo está mal”.

El miércoles antes del baile, un grupo de familias de ¡Noche de Diversión! se reunió con el Azobispo Wilton D. Gregory para entregarle un regalo en agradecimiento por apoyar a aquellos con discapacidades.

Pat Kahnle, cuyo hijo Matt, de 40 años, participa desde hace mucho tiempo en ¡Noche de Diversión!, escribió una carta para compartir con el Arzobispo Gregory el impacto positivo que han tenido estos eventos en la vida de su familia. Después de que Matt se graduó del bachillerato, ella dijo que había pocas actividades para gente de su edad con necesidades especiales. Gracias a ¡Noche de Diversión! y sus dedicados voluntarios, eventos tales como días festivos y santos, cumpleaños y otras celebraciones especiales son verdaderamente festejadas, escribió.

“La cena está lista; las actividades, los juegos, el baile y las manualidades están preparadas”, señaló. “Todos los participantes comparten una noche llena de verdadera alegría, y como beneficio adicional… los padres y aquellos encargados del cuidado de estas personas pueden disfrutar una noche libre, un respiro en nuestra labor de cuidado que requiere atención continua”.

Kahnle también elogió a los voluntarios por su “gran bondad”.

“Los voluntarios de ¡Noche de Diversión! son un grupo ejemplar. Su generosidad y bondad, su preocupación por el cuidado de todos los hijos de Dios, sus dones de paciencia, aceptación y presencia hablan mucho por nuestros niños, quienes no pueden abogar por sí mismos”, escribió en la carta.

Maggie Rousseau, directora del Ministerio de Discapacidades de la Arquidiócesis de Atlanta, dijo que le encantaría ver que ¡Noche de Diversión! se expandiera a más parroquias a lo largo de todas las regiones en la arquidiócesis.

“Mi esperanza sería que cada decanato tuviera una ¡Noche de Diversión! y que Los Caballeros de Colón ayudaran con ese esfuerzo. A menudo, cuando una persona con necesidades especiales deja el sistema escolar después de 21 años de edad, tiene poca o ninguna oportunidad de participar en actividades sociales”, dijo. “¡Noche de Diversión! … organizada regionalmente ayuda a las personas a mantener amistades duraderas y ofrece a otros la oportunidad de experimentar a Jesús de una manera divertida. No siempre tiene que ser el padre o aquel encargado del cuidado de una persona con discapacidad quien inicie un programa, ellos ya tienen demasiado peso sobre sus hombros. Es algo muy fácil de empezar y yo estaría feliz de ayudar a cualquier parroquia que esté interesada en hacerlo”.