Georgia Bulletin

The Newspaper of the Catholic Archdiocese of Atlanta

Lo Que He Visto Y He Oído

By MOST REVEREND WILTON D. GREGORY | Published October 27, 2011

Published: October 27, 2011

La Diócesis de Savannah está cumpliendo 161 años y ha visto la instalación de 14 obispos a través de todo este tiempo. Por 106 de estos años, el obispo de Savannah también era el obispo del estado de Georgia, o sea del territorio que eventualmente se convirtió en la Archidiócesis de Atlanta.  Entonces fue oportuno que la semana pasada un número considerable de personas de la Diócesis de Savannah asistieran a la Ordenación Episcopal e Instalación del Obispo #14. Miembros del clero, religiosos y fieles asistieron y celebraron con la Diócesis de Savannah al recibir al Obispo Gregory John Hartmayer, OFM Conv., como su Obispo #14. Al final de la ceremonia, el Obispo Hartmayer reconoció a varias personas quienes fueron importantes en su vida como sacerdote incluyendo a sus hermanos Franciscanos y a su propia familia. La Catedral de San Juan Bautista se llenó de aplauso cuando el nuevo obispo se refirió a la Arquidiócesis de Atlanta y mencionó a los feligreses de San Felipe Benizi y San Juan Vianney. Muchos de ellos presentes reconocieron su amor y respeto por este padre quien fue su párroco y ahora es el Obispo #14 en Savannah. El fin de semana, me encontré con una pareja de San Felipe Benizi quienes asistieron la Ordenación Episcopal y también estaban asistiendo a la Confirmación en la parroquia de Santa Catarina Labouré en Jefferson. Ellos estaban felices al hablar del Obispo #14 pero se referían a él como el Padre Gregory y luego se corregían llamándole Obispo Hartmayer. Para ellos y para muchos, él siempre será el Padre Hartmayer porque así se llamaba este padre maravilloso cuando lo conocieron.

El fin de semana que entra celebraremos el Domingo del Sacerdocio que es un evento organizado por la organización Serra Internacional que toma lugar el último domingo de octubre. Espero que muchos tomen esta oportunidad para felicitar y darles las gracias a los sacerdotes que sirven en sus parroquias. Tal vez le puedan mandar una carta a su sacerdote anterior o a un párroco retirado. Estos días, no es fácil ser sacerdote Católico y aun los hombres maravillosos que cuidan al pueblo de Dios lo hacen con dedicación y generosidad en Atlanta, en Savannah y a través del país. Hace unas semanas, participe en la promoción formal de un libro excelente de Mons. Stephen Rossetti llamado “Porque Los Sacerdotes Son Felices.” Una respuesta sencilla a esta pregunta es el apoyo que reciben los sacerdotes de parte de aquellos a quienes sirven. Nuestros sacerdotes reciben gran estímulo de las pequeñas expresiones de agradecimiento o el apoyo que reciben dentro de sus comunidades parroquiales. ¡Les invito a acercarse a uno de los sacerdotes que ha sido importante en sus vidas y simplemente darle las gracias!

El Obispo #14 de Savannah recibió aplauso cuando mencionó a los feligreses a quienes había servido fielmente. El aplauso no fue porque era el obispo (en ese momento solo había servido con este título por cerca de una hora), sino porque él era su querido sacerdote y párroco. Todos los obispos que conozco, incluyéndome a mí, tienen muchos amigos que todavía nos llaman “Padre” porque así nos conocieron. ¡Y les diré que el escuchar decir “Padre Gregory,” trae una sonrisa a mi corazón y recuerdos de la gran fortuna de mi sacerdocio sirviendo al pueblo antes de llevar el título de “Arzobispo!”